urbanites

Exclusividad, la panacea o la caja de Pandora

Como la propia RAE define, exclusiva es «un derecho por el cual una corporación puede hacer algo que las demás tienen prohibido». ¿Por qué conceder ese privilegio? O mejor, ¿A cambio de qué? La sociedad avanza, los tiempos cambian, y con ellos el mercado inmobiliario en España. En este artículo voy a tratar con franqueza qué es una exclusividad y cómo puede resultar beneficiosa -o no- para el propietario de un inmueble que desea vender.

En la actualidad hay más inmobiliarias que papeleras en algunas ciudades, o casi. Esto provoca que haya profesionales que trabajan de una forma ética y eficaz y otros muchos que cuesta incluso llamarlos profesionales. Internet es un fenómeno que ya no podemos considerar novedoso, pero ha cambiado la forma de relacionarnos con el medio y juega un papel muy importante en el sector inmobiliario. Desde ûrbanites hemos comprobado que el 85% de los compradores entran por internet, en especial por los portales inmobiliarios más fuertes a nivel nacional, Idealista y Fotocasa.

Esto nos va a ayudar a entender uno de los puntos más fuertes de por qué sí puede ser positivo trabajar con exclusividad ya que, en principio, una agencia inmobiliaria que trabaje en exclusividad está dispuesta a destinar mayores recursos en la venta de tu propiedad (porque el retorno de dicha inversión es más seguro) y esta inversión llevada a los portales inmobiliarios supone tener mayor visibilidad en el mejor escaparate posible, lo que genera un incremento considerable en las peticiones por visitar tu casa.

Aún hay propietarios que piensan que cuántas más agencias lo lleven mejor irá la venta porque parten de un concepto ya extinto, y es que ya no es necesario aparecer en los escaparates de varias inmobiliarias del barrio, cuando la realidad es que los posibles compradores están en la red. Lo importante es aparecer en los portales más importantes en las primeras posiciones, con un anuncio cuidado, verosímil y, no menos importante, que una vez cautivado el posible comprador, el asesor gestione de forma adecuada dicha petición.

Tener un asesor que trabaje de forma exclusiva supone que conozca mejor su producto, disponga de más tiempo para promocionar y visitar dicho inmueble y, además, el propietario puede depositar su confianza dejándole unas llaves porque existe un responsable claro y directo. Ese tiempo que el asesor dispone para promocionar o visitar tu inmueble también lo emplea en mantener informado al propietario de cómo marcha el proceso de venta, fundamental para que luego el propietario pueda tomar una decisión acertada y formada.

Ahora bien, esta forma casi perfecta de trabajo puede suponer un calvario si el asesor al que encargas de forma exclusiva la venta de tu propiedad no cumple su papel, engaña, miente, no invierte dinero y tiempo en la promoción o, simplemente, no trabaja según lo acordado. Y lo que era una decisión buena pasa a ser la peor decisión posible. Ese contrato de mutua confianza se convierte en un «secuestro» durante meses que, en el mejor de los casos, te hace perder el tiempo y en el peor, por qué no, una venta por un precio interesante.

Una única agencia

Desde ûrbanites recomendamos apostar por una única agencia, ya que por otro lado las agencias que no trabajan en exclusividad suelen pecar de muchos defectos de los que hemos hablado anteriormente, falta de trabajo, mal asesoramiento, tácticas agresivas o poco éticas para conseguir que aceptes ofertas para cerrar la venta cuanto antes para que no la venda otra agencia, poca inversión en portales inmobiliarios, e incluso, te puedes encontrar desde que la luz de tu casa ha quedado encendida todo el fin de semana hasta un grifo abierto, ventanas abiertas en días de lluvia, etc. y no sabes a cuál de las agencias pedirle explicaciones y, seguramente, ninguna se haga cargo.

Además de cara a la visibilidad, tu anuncio estará peor posicionado y se verá repetido varias veces con, incluso, precios diferentes, ya que habrá agencias que dentro de la competencia voraz modifiquen el precio sin autorización de los propietarios para que su anuncio resulte más interesante para el comprador, generando por el lado del comprador desconfianza en esa vivienda y, por parte del propietario una modificación del precio no autorizada derivará en una peor venta.

Por último, como opinión personal huiría de las franquicias, son las que más cobran, las que más tácticas de venta agresiva hacen y las que menos formados suelen estar los asesores que trabajan en ella. Esperamos que éste artículo haya sido útil para ti, sabemos que es difícil saber en qué agencia se puede confiar para darles la exclusividad, te aconsejo que mires los detalles, los conocimientos que demuestre el asesor, pregunta qué inversión hacen en los portales inmobiliarios (las revistas, folletos y demás publicidad que hagan de su marca, por más que te la vendan bien, a ti no te sirven mucho para vender tu casa). Fíjate cuántos inmuebles tiene a la venta esa agencia y cuántos asesores tiene, ya que para poder disponer del tiempo necesario, un asesor no debería de tener más de 15 inmuebles a la venta, y una agencia que supere 50 inmuebles, por más asesores que tenga, seguramente tenga dificultades a la hora de gestionar llamadas recibidas, clientes y para promocionar sus inmuebles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *